La mente

FuncionamientoMental2

Esto funciona de la siguiente forma: tu mente percibe estímulos, los interpreta y genera emociones. Veámoslo un poco más detalladamente:

1-Fenómenos: son hechos objetivos. Lo que es u ocurre.

2-Estímulos: son percepciones subjetivas de los fenómenos (esto es redundante puesto que una percepción siempre es subjetiva). Pueden ser desencadenados por fenómenos externos o internos. Los internos se originan en la memoria, al evocar un recuerdo, o como resultado de interpretar el propio estado emocional o físico (una realimentación, que merece ser tratada en otro momento).

Puede decirse que un estímulo es un dato obtenido como consecuencia de la interpretación personal de un fenómeno. Lo que es (el fenómeno) no es lo mismo que lo que tú crees que es (tu interpretación del fenómeno). Esto es obvio, ya que nuestros órganos de percepción están limitados, luego son incapaces de ofrecernos una visión de la realidad completa y exacta. Este es un primer punto de confusión.

3-La mente: es un mecanismo de interpretación. Un conjunto de algoritmos que relacionan ideas y sacan conclusiones, con dos niveles de funcionamiento simultáneos: consciente e inconsciente.

4-Respuesta emocional: la mente genera una respuesta emocional AUTOMÁTICA, en función de su esquema particular. El mismo estímulo produce diferente respuesta según sea el algoritmo mental.

El estado de ánimo, el grado de felicidad de cada instante, es ni más ni menos que el conjunto de respuestas emocionales que la mente está generando en ese momento.

La interpretación convencional adolece de algunos errores fundamentales respecto a este asunto. El principal de ellos es que da por hecho que la mente es algo parecido a otro órgano, como un ojo, un brazo, o el cerebro, que básicamente es igual en todos los seres humanos y, por tanto, si está sana, debe funcionar de la misma manera en cualquiera de ellos, esto es: dar la misma respuesta emocional a los mismos estímulos. Creencia que tiende a sacar a la mente del campo de la consciencia, de la misma forma que no nos fijamos en la articulación del codo cuando cogemos el bolígrafo de la mesa. Sin embargo, la mente es el único aspecto sobre el que podemos actuar. En vez de eso, al no ver el esquema,  nos centramos en intentar cambiar los fenómenos, el exterior, pero ese no es el camino, por mucho que la publicidad se esfuerce en hacerte creer que tu vida será diferente cuando tengas determinadas cosas. Ese es el camino del sufrimiento que te lleva directo a padecer el síndrome del éxito o la felicidad del pobre.

La mente es un conjunto de algoritmos que están programados por la educación y las experiencias, y que es bastante diferente para diferentes culturas. Si tú tuvieses otra mente, tu realidad no sería la que vives, aunque los fenómenos fuesen idénticos, por tanto tu nivel de felicidad también cambiaría.

La fuerza del viento solo se manifiesta cuando empuja a una vela. Si no hay vela, hay viento pero no hay fuerza. La intensidad y dirección de la fuerza manifestada depende de las características de la vela. Velas diferentes sienten una fuerza diferente con el mismo viento. La vela es la mente.

La mente se reprograma a medida que aumenta el nivel de comprensión. De hecho ambos no son sino la misma cosa, de ahí la frase de presentación de este blog:

“Lo único que puede modificar tu vida es tu nivel de comprensión.”

 Anterior   Siguiente

Anuncios