¿Dónde estás?

Tú vives en dos lugares a la vez: fuera, en el espacio y tiempo físicos y en el paisaje interior conformado por tus emociones.

Dos personas pueden estar tomando café juntas, y cada una de ellas encontrarse en una situación anímica completamente distinta.

Si no estás cómodo en tu espacio interior, puedes cambiar de ubicación igual que en el físico, pero el órgano de movimiento no son las piernas sino la mente.

Lo primero que hay que comprender es que tu estado de ánimo, que es el conjunto de tus reacciones emocionales, NO es consecuencia directa de lo que ocurre fuera. Hay un elemento intermedio entre lo que te ocurre y el cómo te encuentras, que es tu mente. Ese órgano es el que hay que afinar. Esto va de comprender qué eres.

 Anterior   Siguiente